Lo que escribo a continuación está motivado por varios razones, entre ellas, compartir experiencias y dar cuenta de una metodología de trabajo más o menos inconsciente que busca combatir las demoras e impulsar la eficiencia.

Sin embargo, este artículo me ha permitido también poner en palabras algunos criterios o principios en la adopción de ciertas plataformas y herramientas que tienen relación con el diseño ético de programas y el compromiso con el código abierto, buscando encontrar un equilibrio siempre entre funcionalidad y respeto por la privacidad. En algunos casos lo cumplo, en otros no tanto, pero intento estar consciente de esta situación, pues –más allá de la "productividad"– no da lo mismo qué herramienta utilizo ni cómo lo hago.

Al igual que en la "vida real" internet nos obliga a tener cuidados y prácticas seguras, pues los descuidos no sólo afectan al usuario negligente, sino que también a la gente que interactúa con él a través de internet. Comunes son los casos de robos de teléfonos con contraseñas débiles o simplemente sin ellas, donde se encontraban fotografías íntimas de una pareja y que terminan en manos ajenas o donde en una nota del teléfono se encontraban las claves bancarias y redes sociales, dejando expuesta la información más valiosa de su dueño. Famosos son los casos de robo de identidad, así como también cada vez más conocidos son los acosos virtuales que muchas veces parten por el simple hecho de publicar un objeto a la venta en un grupo de Facebook con datos como número de teléfono y sector de residencia.

Por estas razones, me decidí a escribir esta guía personal no tan breve, pues puede ser útil para otre conocer formas de trabajo diferentes o ver alternativas a los programas que utiliza día a día.

Con todo, he resumido los principios guías o criterios de selección de programas en seis puntos:

  1. Multiplataforma: en mi día a día no ocupo un sólo sistema operativo. A modo personal utilizo principalmente macOS, pero también debo usar Windows por temas laborales. Además, por gusto muchas veces uso Ubuntu. En términos móviles uso iOS en mi día a día y Android para temas laborales.
  2. Interfaz y diseño: me gusta usar cosas bonitas y simples. Me molesta tener que pasar demasiado tiempo aprendiendo a utilizar una aplicación.
  3. Cómo hay que registrarse: si hay alguna aplicación que tiene como única forma de registro para su uso el utilizar el acceso con Google o Facebook no la utilizo por motivos de seguridad y privacidad.
  4. Política de privacidad y seguridad: no, casi nunca me leo los términos y referencias de las aplicaciones porque son gigantes y entiendo bastante poco, pero me informo constantemente de las aplicaciones que tienen brechas de seguridad, utilizo extensiones que evalúan la seguridad de ciertos sitios, entre otras cosas.
  5. Precio: con el tiempo he estado cada vez más dispuesto a pagar por el uso de aplicaciones. El motivo principal es que algunas aplicaciones al ser pirateadas pierden estabilidad en el uso o carecen de características que se me hacen esenciales como contar con una nube. De todas maneras, en general siempre privilegio aplicaciones gratuitas y/o de código abierto.
  6. Comunidad y soporte: es importante saber que si tienes algún problema tendrás a quién preguntarle. A veces es a través de Twitter, a veces un correo electrónico y si no en Reddit siempre existe alguien con un problema similar al tuyo.

No todas las aplicaciones que presentaré cumplen con todas estas características. A veces la fuerza de la costumbre me gana, así que tengo que poner en la balanza el provecho o utilidad de la aplicación frente a, por ejemplo, su precio.

Firefox

Utilicé Netscape, Internet Explorer, Firefox, Chrome, Opera y ya hace unos 5 años he vuelto a Firefox. Lo utilizo en todos los dispositivos y considero que Firefox es el navegador que entrega la mejor experiencia en internet. No sé si vale mucho la pena explayarme mucho más en las características, pero cabe destacar que hace ya varios años Firefox está enfocado en desarrollar el navegador más seguro y por lo mismo apoya a otras aplicaciones y entrega consejos en materia de privacidad y seguridad a sus usuarios. Se encuentra disponible para prácticamente cualquier dispositivo y sistema operativo.       ‌

Vivaldi

La gran ventaja de Vivaldi es que desde un inicio su discurso ha sido el de desarrollar un navegador con alta compatibilidad y centrado en la privacidad. Por este mismo motivo, utiliza el mismo núcleo que Chrome por lo que es compatible con la gran mayoría de sus extensiones. Lo utilizo como navegador secundario, principalmente para temas laborales, así separo mi vida laboral de mi vida personal.

Aún no tiene aplicación para iOS, pero sí para Android, Linux, macOS y Windows.

Comunicaciones

Telegram

Esta aplicación fue concebida como una plataforma de comunicaciones, sin embargo, su uso puede extenderse a mucho más. Además de ser mi aplicación principal para chatear, la utilizo para trabajar e informarme.  Telegram cuenta con una nube propia, lo que me permite enviar archivos de todo tipo y poder ingresar a ellos desde cualquier dispositivo en el que esté.

Las posibilidades de Telegram son muy amplias: puedes utilizarla como centro de notificaciones, nube herramienta de trabajo, nube propia, central de domótica y bueno, lo que se te ocurra en general. Se puede conectar a servicios tipo Zapier, ampliando aún más sus posibilidades.

La compañía tiene algunos proyectos paralelos, como Telegraph, que funciona como una plataforma de blog sin necesidades de registro.

Cuenta también con videollamadas y versiones para prácticamente cualquier sistema operativo e, incluso, versiones para terminal.‌       ‌

Signal

A pesar de todas las bondades de Telegram, no es la aplicación más segura. Mi característica favorita de esta aplicación es la posibilidad de censurar rostros al momento de enviar alguna fotografía, resguardando mi privacidad y la de otres.

Disponible para todo dispositivo que utilice Linux, Android, Windows, macOS y iOS.              ‌

Correo electrónico

Spark

Sin duda es el mejor cliente de correo electrónico que he probado. Introdujo mucho antes los gestos rápidos, mejorando enormemente la experiencia de revisión y lectura de correos. Hace un año más o menos, además, lanzó versión para Android, la que se suma a la ya existente para macOS, iOS y iPadOS.

Versátil, con modo oscuro y rápida es, además, altamente configurable. De este modo puedes elegir qué significa cada gesto que realizas en la app, con qué navegador se abren los links o qué aplicaciones utilizar para guardar contenido. Compatible con prácticamente todos los gestores de correos que existen. Tiene una versión de pago que incluye varias características que considero más bien de uso empresarial, como la redacción de correos colaborativas o la asignación de correos tipo tareas. Para uso personal la versión gratuita basta y sobra. Lo único malo es que no funciona ni en Windows ni en Linux, pero es tan buena, que lo tolero.

Información y noticias

NetNewsWire

Los RSS estuvieron de moda a comienzos de los 2000. Entre sus grandes ventajas está la inmediatez con la que se obtiene la información y la facilidad para suscribirse a una fuente. Los lectores RRS sólo traen el contenido, dejando fuera la publicidad y cualquier otro distractor permitiendo, además, mayores configuraciones en términos de accesibilidad como agrandar el tamaño de la fuente, cambiar los colores, etcétera.

Partí usando Google Reader, pero luego de su cierre dsecanté en Feedly, aplicación que usé por más de 7 años. Este año cambié a NetNewsWire por el diseño de la aplicación y su buen funcionamiento. Todo anda fluido y sin problemas. Además, es una app de código abierto, aunque disponible sólo para macOS, iPadOS y iOS.

Stoop

Esta aplicación salió hace más o menos un año y lamentablemente no ha recibido grandes actualizaciones. Stoop es una bandeja de entrada exclusiva para newsletters. Además de generar una dirección de correo de uso exclusivo para la suscripción a boletines, integra un buscador y sugerencias de newsletters a los cuales te puedes suscribir. Mi reencuentro con los boletines fue gracias a esta aplicación, por la facilidad de lectura y porque desde que dejé de utilizarlos como fuente de información allá por el 2007–2008, los boletines han avanzado un montón en cuanto diseño, calidad y, sobre todo, variedad. Hasta el momento sólo se encuentra disponible para iOS y iPadOS. Yo uso la versión de pago por la integración con Pocket y el modo oscuro.

Otra buena opción son Slick y Feedbin. Esta última es la más popular al mezclar en una sola aplicación RSS y newsletters, pero es de pago.

Pocket

Pocket permite guardar contenido web para revisarlo después, evitando que llenemos los marcadores en nuestro navegador o perdamos esa noticia, video o aplicación que tanto nos costó encontrar. Pocket guarda sólo el contenido de los sitios web, así elimina la publicidad y entrega una mejor experiencia de lectura. Además permite clasificar los artículos, guardarlos en carpetas, cambiar tamaños de letras, hacer que lea los artículos, entre otras características.

Se integra fácilmente a otras aplicaciones como Telegram y funciona en prácticamente cualquier dispositivo, pues además viene integrado con Firefox (empresa propietaria de Pocket). Anteriormente usaba Instapaper que, sinceramente, me sigue gustando más, pero Pocket permite realizar búsquedas entre los artículos sin necesidad de pagar.

Gestor de notas y tareas

Notion

No pude clasificar bien Notion. Probablemente es la aplicación que más utilizo luego de Telegram y Firefox. Notion es una herramienta muy versátil, por lo que puede entender como una mezcla entre Evernote, Todoist, Trello, Drive de Google y otras aplicaciones. Notion se organiza a través de espacios de trabajo, donde puedes ir creando páginas que no son más que lienzos en blanco que puedes ir escribiendo e integrando prácticamente cualquier cosa: texto, tablas con fórmulas, videos, imágenes, lista de tareas, galerías, entre otras cosas. Yo utilizo la versión gratuita para estudiantes, pero recientemente abrieron la versión pro para cualquier usuario individual. Entre los usos que le doy, es gestionar los contenidos finales para Polígono, respaldar documentos, escribir notas, crear wikis, bibliotecas, organizar archivos, estudiar, llevar las cuentas, etc. Notion es ese tipo de aplicaciones que estaría dispuesto a pagar por su uso. Funciona en cualquier navegador y tiene aplicaciones independientes para Windows, macOS, iOS y iPadOS. Además tiene extensión para el navegador. Lo único que extraño, es integración con aplicaciones tipo Zapier o IFTTT –que revisaré más adelante–, pero parece ser el próximo paso.

Todoist

Esta aplicación es un gestor de tareas. Te permite ir añadiendo las tareas para tu día a día y, de esta manera, incrementar tu productividad. Para mí funciona como la memoria que no tengo. Anteriormente probé Remember the Milk, Wunderlist, Clear, Tareas de Google, Microsoft To Do y Recordatorios de Apple, pero nunca o eran muy complejas, muy simples, sólo para Apple, sólo para Windows, etc. Finalmente llegué a Todoist que es probablemente la aplicación más popular para esta función. Uso la versión de pago, pues tiene un precio bastante justo a mí parecer y sus funciones extras lo valen para mí. Todoist permite clasificar las tareas por categorías, por nivel de urgencia y tags. Recientemente, además, añadió la visión tibo tableros (kanban), lo que lo convierte en un gestor de tareas aún más versástil y comparable con Trello. Tiene aplicación para Android, iOS, iPadOS, iWatch, macOS y Windows.         ‌

Automatización de tareas

Existen distintos servicios gratuitos y de pago que permiten automatizar tareas e integración de herramientas. A pesar de la extrema utilidad de ellas, me parece que este tipo de aplicaciones son en general desconocidas y muy desaprovechadas. El objetivo de estas aplicaciones es conectar otras aplicaciones de manera fácil. De este modo, puedes crear “recetas” que permiten que si una acción sucede, por ejemplo, comienza a llover, se desate otra acción, como por ejemplo, una notificación en tus dispositivos. Este ejemplo, aunque real, es básico, pues la cantidad de conexiones posibles es realmente gigante.

La “gracia” de estas aplicaciones es que te permiten hacer todas estas conexiones sin ingresar ninguna línea de código, lo que facilita enormemente la tarea a los usuarios que no sabemos programación o que tenemos conocimientos básicos de ella. Yo uso tanto IFTTT como Zapier, aunque confieso que el uso de las dos apps al mismo tiempo en este caso sólo es la fuerza de la costumbre, pues partí primero usando IFTTT y luego conocí Zapier y nunca traspasé las automatizaciones que tenía a esta última. Una de las cosas que más me gusta de estas aplicaciones que a través de ellas conocí MUCHAS de las otras aplicaciones que nombro en este listado, pues son casi un mini mercado de aplicaciones, clasificadas y ordenadas, lo que permite ir buceando entre las categorías y ver opciones a las apps que ya utilizas y más. A pesar de que tiene muchas similitudes ambas aplicaciones, creo que pueden tener distintos públicos que detallaré un poquito a continuación.

Zapier

Esta compañía tiene un foco más de “usuario empresarial”. Con esto me refiero a que las posibles conexiones son entre aplicaciones relacionadas más a la productividad, marketing, etc. Esto no es una limitación, de hecho, si lo que se busca son automatizaciones más complejas, esta es la mejor aplicación para eso. Yo la uso para temas laborales, principalmente conectando aplicaciones de GSuite, junto con otras como Pushover, que revisaré más adelante. Utilizo la versión gratis, aunque si el valor de las características premium no fuera tan alto (20 dólares el mes), lo pagaría. Obviamente, el pago de esta suscripción no implica que, además, debas pagar por otras aplicaciones que por defecto son de pago. Del mismo modo, hay ciertas aplicaciones que para ser interconectadas debes sí o sí tener una suscripción en Zapier (hasta el momento no he tenido que utilizarlas). No cuenta con aplicaciones móviles.

IFTTT

A mí parecer esta aplicación busca tener un público más amplio. Desde su misma interfaz, hasta las recomendaciones de automatizaciones (o recetas como le llaman), pareciera ser que busca ganarse un espacio en las rutinas de las personas. Por ahora utilizo la versión gratuita de IFTTT la cual dejará de existir dentro de poco. A decir verdad, cada vez me gusta menos IFTTT, no porque funcione mal, sino que después de un rediseño que hicieron en su sitio web, encuentro complejo crear recetas propias y más bien intencionan el utilizar las recetas creadas por ellos o por otros usuarios, pero es cosa de gusto. IFTTT cuenta con aplicación móvil y obviamente también se puede ingresar a través del navegador.        ‌

Notificaciones

Hasta hace un tiempo no veía el valor de contar con aplicaciones que centralizaran las notificaciones, pero por temas laborales me vi en un momento sobrepasado por correos electrónicos que eran sólo avisos y me di cuenta que este tipo de aplicaciones puede tener un gran valor. Entre las aplicaciones que utilicé se encuentra Pushbullet que, cuando se lanzó, funcionaba muy bien y bueno, aún funciona, sólo que no se actualiza hace años y parece ser que está abandonado. Por eso finalmente decanté en Pushover que comentaré a continuación.

Pushover

Como ya dije, esta aplicación centraliza notificaciones. Esto significa que si, por ejemplo, cuentas con cámaras de video conectadas a internet, pues programar de manera sencilla que se envíen imágenes o videos cada cierto tiempo de lo que las cámaras “están viendo” o, que esta notificación se realice si identifican algún movimiento. Más sencillo aún, puedes hacer que ciertos correos te lleguen a esta aplicación con un texto predefinido o que se te alerte sobre las reuniones que tienes sin necesidad de contar con la aplicación de calendario. Pushover está disponible para conectarse en Zapier e IFTTT y finalmente su funcionamiento depende de lo que se te ocurra y logres descubrir. Lo mejor de Pushover es que funciona excelente, su aplicación móvil no tiene ninguna pifia. Puedes además, programar fácilmente horarios en los que quieres recibir notificaciones y así no tienes que preocuparte de estar un fin de semana recibiendo alertas de tu trabajo. Del mismo modo, puedes crear excepciones, niveles de alerta y un montón de cosas más que una vez que comienzas a utilizarlo valoras. Cuenta con aplicaciones para todos los sistemas operativos y es gratis, sin embargo, algunas funciones son de pago.            ‌

Seguridad

Bitwarden

Para mí, el gestor de contraseñas definitivo. De código abierto, multiplataforma, gratis, seguro, intuitivo, estable, integrado. Lo tiene todo.

Un gestor de contraseñas es una herramienta que te permite principalmente guardar y generar contraseñas seguras. Casi todos los navegadores incluyen esa opción de «guardar la contraseña», pero desde un punto de vista de ciberseguridad es una práctica nefasta, pues te expones a que cualquier persona que tenga acceso a tu computador o celular, pueda eventualmente ingresar a todas tus cuentas.

Por esto, contar con un gestor de contraseñas externo es ideal. Se sincroniza entre los dispositivos, se integra a los navegadores y sistemas operativos, te genera contraseñas seguras y no necesitas recordar todas tus claves, pues teniendo sólo la de tu gestor tendrás todas las que necesitas.

Usé 1Password y Lastpass, pero Bitwarden es la que me hace sentir más seguro. Tiene versión gratuita, de pago o autohosteada y funciona en todos los sistemas operativos.

Yubico

Probablamente han escuchado hablar de la doble autentificación (2FA). Esta tecnología permite añadir una segunda capa de seguridad a tus cuentas, así como los multipass, digipass o tarjetas de los bancos.

Yubico es eso, una segunda clave, pero física. ¿Cómo funciona? Por ejemplo, no estás en tu casa y necesitas ingresar a tu cuenta de Bitwarden. Abres el sitio, colocas tu clave y, acto seguido, insertas en el puerto USB tu llave Yubico, la que es única para cada usuario. De este modo, la cuenta sabe que la persona que está ingresando eres efectivamente tú, pues sólo tú tienes esa copia de la llave USB.

Esta práctica es más segura, pues si llegaran a fallar los protocolos de seguridad digitales, quedará siempre uno físico y que va a requerir tu presencia para poder ingresar a la cuenta.

Existen otras llaves. Algunas de código abierto e incluso una de Google. Hay compatibles para teléfonos a través de USB-C y NFC. Yo opté por el modelo USB tradicional, pues el computador es mi principal vía de acceso y el precio de la llave para mi teléfono era muy alto. Se debe comprar al extranjero, pero considero que vale la pena.

Compatible con todos los sistemas operativos, pero no con todos los navegadores.

Authy

Authy sigue la misma lógica que Yubico, pero en este caso sí es un software. Me genera códigos aleatorios cada cierto tiempo para mis distintas cuentas, lo que me permite añadir esa capa extra de seguridad.

Es mi 2FA más usada, pues Yubico no es compatible con todos los servicios que uso, pero sí con los más relevantes (Google, Bitwarden y otros).

Me decanté por Authy porque su mayor competidor es un producto de la misma lógica, pero de Google y, aunque funciona tan bien como Authy, es de Google.

Multiplataforma, gratuito, funciona excelente, personalizable.

Salud

F.lux

Esta aplicación ha sido una constante en mis años de uso de computador. Flux.io es una herramienta que, en coordinación con las horas del día, va cambiando los colores de tu pantalla. Mientras más tarde, más cálidos son. El objetivo de esto es mitigar el cansancio visual y mejorar el sueño, pues como es sabido exponerse a pantallas genera problemas al dormir.

En Ubuntu esta característica viene por defecto. De hecho, ahí fue que la conocí. Desconozco a esta altura de macOS o Windows la incluyen, porque siempre instalo Flux.io desde un comienzo.

Código abierto, libre, gratis y compatible con todos los sistemas operativos de escritorio. ‌

Multimedia

Transmission

Durante un tiempo rehusé a la descarga de torrents, pues me parecía algo engorroso. Tantas opciones, tanto virus. Cuando comencé a usar Ubuntu, conocí Transmission, que viene instalada por defecto en esta distribución de Linux. Me pareció ideal: sencilla, gratis, código abierto y, ahora, para todos los sistemas operativos de escritorio y también para servidores.

No quiero extenderme mucho, pues hice hasta una guía de cómo usarlo y con qué sitios.

Plex / Infuse

El otro problema que tuve en algún momento fue el de qué hacía con lo descargado. Cada vez usaba más mi teléfono y quería escuchar la música en él donde estuviera, o ver la película que descargué en mi televisor sin conectarlo por HDMI. Entonces conocí Plex, que permite crear una biblioteca digital, algo así como tu propio Netflix.

Yo lo tengo instalado en un servidor propio, pero puedes usarlo desde tu mismo computador. Guías hay miles.

Infuse por su parte es, sin duda, mi reproductor digital favorito. Permite conectar múltiples nubes (entre ellas la de Plex) y hacer streaming en múltiples dispositivos. Lo mejor de todo: te busca los subtítulos.

Yo tengo la versión de pago de Infuse porque funciona muy bien y tiene un precio razonable, aunque sólo disponible para iOS, iPadOS y Apple TV.

Diseño e ilustración

Figma

Esta plataforma de diseño y "prototipeo" ha ido reemplazando cada vez más a algunos software más complejos. Figma permite realizar diseños de experiencias de usuarios y diseños gráficos de manera colaborativa y en línea.

Se ha convertido en mi programa de diseño por defecto, sustituyendo a Illustrator y Adobe XD. Si bien su propósito principal no es ser un programa de manejo de vectores –como lo es Illustrator– sus opciones son tan avanzadas que permiten en la gran mayoría de los casos, realizar las mismas funciones que softwares dedicados a estos temas. Figma es excelente como herramienta de diseño de experiencias de usuarios, como lo son flujos de sitios web y apps, lo cual le ha permitido posicionarse en este segmento que había sido monopolizado principalmente por Sketch.

Yo tengo la versión de estudiante, que sigue siendo la gratis, pero permite más configuraciones que la opción gratuita. Sinceramente, creo que si no trabajas en esto, la versión gratuita es más que satisfactoria.

Productividad

Clockify

En un momento de mi vida laboral me di cuenta que estaba teniendo problemas para priorizar las tareas. Por este motivo, decidí medir los tiempos que dedicaba a cada una de ellas y así generar alguna estrategia de mejora.

Luego de revisar algunas herramientas, llegué a Clockify la cual parece ser la única 100% gratuita. Esta plataforma permite medir en tiempo las tareas que realizadas en tu día, entregándote reportes exactos de cuánto dedicaste a cada una de ellas. Al mismo tiempo, puedes agrupar las tareas en categorías, ofreciéndote vistas más agregadas de tus funciones. Clockify permite añadir un valor a tu hora de trabajo, lo cual te entregará una idea de cuánto te pagan por lo que haces.

Yo lo ocupo estrictamente en ámbitos laborales y es algo aprendido, vale decir, al comienzo no es muy natural, pero luego de que lo adoptas, resulta casi imposible realizar una tarea sin esto. Además, sus extensiones permiten que se integran fácilmente a, por ejemplo, Todoist, Firefox, Zapier y Drive.

Para mí el mayor beneficio es saber cuánto he trabajado en el día, poder reportar cuando es necesario sobre mis tareas, conocer a qué proyectos estoy dedicando más tiempo y generar estrategias de mejora en mis labores diarias.

Clockify funciona desde el navegador y también tieen aplicaciones móviles. Gratuita, con opciones de pago para empresas.   ‌

Loom

Creo que a todes nos ha pasado que un familiar o un compañero de trabajo nos pide orientación para realizar una tarea en el computador y hemos estado explicando a través del teléfono cómo realizar la acción.

Loom es una plataforma de grabación de pantalla para computadores y teléfonos inteligentes, que permite no sólo grabar lo que sucede en tu monitor, sino que también añadir una burbuja con tu cámara web y tu voz. De esta manera, generas tutoriales de nivel profesional. Lo mejor de todo es que una vez que finalizas la grabación, Loom sube este video instantáneamente a su plataforma, entregándote un link para compartir la grabación.

Gratuito, con opciones de pago. De nuevo, utilizo la versión para estudiantes que entrega todas las funcionalidades de pago de manera gratuita.

Lighshot

Junto a los videos, los pantallazos son una de las herramientas que más utilizo en mi día a día. Con los pantlalazos podemos compartir una instantáneo de lo que vemos de manera sencilla y rápida.

Si bien todos los sistemas operativos vienen con funciones de captura de pantalla, ninguno incluye todas las funcionales que trae Lighshot, como por ejemplo, poder añadir flechas u otras figuras al pantallazo, como también texto y otras herramientas. Puedes copiar, guardar, imprimir o incluso subir a la nube de Lighshot el pantallazo, para compartir esa imagen de la manera que prefieras.

Disponible sólo para macOS y Windows. Completamente gratuito.

Videoconferencias

Jitsi Meet

Es mi herramienta de videollamadas favorita. Gratis, segura, fácil y multiplataforma, Jitsi cumple con todos los criterios que busco en una aplicación.

Su funcionamiento es muy sencillo: basta con crear una sala de conversación, compartes el link y ya está. Siempre es recomendable colocar una contraseña a la sala, para evitar los llamados "zoombombing".

Sin límite de tiempo para las llamadas, con funcionalidades para compartir tu pantalla, transmitir a YouTube, solicitar la palabra, chatear, desenfocar tu fondo, entre otras, hacen de Jitsi Meet la mejor aplicación de videollamadas para mí, tanto para entornos profesionales como particulares.

Está disponible para desde la web para cualquier sistema operativo y también cuenta con aplicación móvil para iOS, iPadOS y Android.